19 febrero 2013

EL COMIENZO

La relación amorosa comienza con el enamoramiento. Es un sentimiento apasionado, intenso, descontrolado, de subidas y bajadas... un sentimiento que controla a la persona, la transforma.

Es una fase de idealización hacia la otra persona, de ver todo o casi todo positivo en ella, de querer estar con ella, de no dejar de pensar en ella,... Y a la vez es una especie de temor a que no sea real, a que se rompa el hechizo, al dolor... Una dualidad muy intensa, contribuyendo a un estado de actividad emocional imparable y descontrolada, que se escapa de las manos.



Por un lado, es una etapa de novedad, descubrimiento e ilusión, que contribuye a hacer sentir a la persona enamorada más fuerte y con una energía desbordante. Se siente imparable y con ganas de comerse el mundo. Sin embargo, por otro lado, esta energía tan intensa hace sentir a la persona vulnerable, fuera de control y con temor.

Es deseable poder disfrutar de esta etapa con los pies en la tierra. Sabiendo lo irracional de muchos pensamientos y sentimientos en este momento, pero a la vez valorando su parte positiva de ilusión. Con el paso del tiempo, esta intensidad se reducirá y la realidad será diferente, más objetiva. 

En muchas ocasiones, el enamoramiento no va más allá y en poco tiempo esa relación se rompe. En otras, la relación avanza hacia algo más tranquilo y sereno, una estabilidad. En cualquier caso, merece la pena pues quien no arriesga no gana!!!

Toda experiencia en la vida nos hace crecer, aprender y acercarnos a aquello que queremos, que nos hace sentir plenos. No dejes que el miedo al fracaso, al sufrimiento, te paralice.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un poquito de ti!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...