08 abril 2013

EFECTO DEL OBSERVADOR

Durante el juego sexual, se centra la atención en el rendimiento, en cómo se está llevando a cabo. El temor a fracasar en la relación sexual lleva a la persona a estar continuamente observándose y evaluándose desde fuera, de tal manera que anula las fuentes de excitación sexual y origina su mayor temor: Fracasar. 

El miedo a no estar a la altura en una relación sexual puede dar lugar al efecto del observador. Generalmente, este efecto se produce en diferentes situaciones:
  • Primera relación sexual.
  • Experiencias sexuales negativas anteriores.
  • Primera relación sexual con una pareja nueva.
  • Trastorno sexual.



Es precisamente el no centrarse en las sensaciones placenteras, los estímulos agradables que rodean el encuentro, lo que lleva a no disfrutar porque se produce un distanciamiento del acto sexual. La persona no actúa en el papel protagonista, si no como si fuera un espectador viendo la escena de una película. Actúa viéndose desde una perspectiva equivocada, como si fuera un juez evaluándose continuamente, provocando más ansiedad, tensión y nivel de alerta en el encuentro sexual. Estos elementos dificultan o impiden el placer.

Para disfrutar plenamente es necesario ser parte activa no un mero observador. Céntrate en los estímulos que potencian el placer, no mires desde fuera sino implicándote en todo momento para conseguir lo que realmente es importante: Disfrutar. Abre tus cinco sentidos para focalizar la atención donde tu quieras, déjate llevar por las caricias, los besos, el olor de tu pareja, los susurros al oído, la música de fondo ... todo aquello que más placer te provoque y aumente disfrutar más intensamente del momento.

¿Prefieres ser el actor protagonista o un espectador?


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un poquito de ti!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...