18 abril 2013

FOCALIZACIÓN DE LA ATENCIÓN: EL OÍDO

¿Te has detenido a escuchar la variedad de sonidos que te rodean constantemente en tu día a día? El ritmo acelerado de la vida y la rutina normalizan la presencia de determinados sonidos a los que consideramos como parte de nuestro entorno. Es curioso descubrir cuando alguno de estos sonidos desaparecen, como reaccionamos siendo conscientes de su eliminación (cuando, por ejemplo, apagamos el aire acondicionado después de estar todo el día funcionando, qué descanso para nuestros oídos!!), no siendo así mientras está presente. Al contrario también ocurre, cuando de repente un sonido nuevo entra en escena: Reaccionamos ante la novedad, pero luego nos acostumbramos y no le damos importancia.


Si quieres reeducar el sentido del oído, focalizar la atención en los sonidos más agradables y estimulantes para ti, abre bien tus oídos. Centra la atención en los sonidos que te rodean, busca sonidos nuevos, detente en los conocidos e intenta analizarlos mejor. Descubre lo que te provoca una sensación placentera, agradable y remueve emociones en ti.

Cada persona percibe los sonidos de una manera diferente, lo que para unos puede ser agradable para otros todo lo contrario. Los sonidos se relacionan a las emociones y situaciones donde se provocaron, quedándose asociado en la mente y  generalizándose a situaciones que nada tienen que ver. Podemos romper esta asociación y crear emociones positivas ante un sonido anteriormente asociado a emociones negativas, sobre todo en el terreno sexual.

Para conseguirlo, es necesario experimentar, descubrir, poner atención al sentido del oído y abrir nuevas formas de relacionar sonidos a situaciones. Primero, es más fácil hacerlo ante estímulos no eróticos para poder utilizarlo posteriormente ante estímulos eróticos.

FOCALIZANDO EL OÍDO EN ESTÍMULOS NO ERÓTICOS:

El objetivo es potenciar el sentido del oído mediante los estímulos del día a día. Descubre lo que más te agrada, lo que te hace sonreír, aquello que te remueve por dentro. Sé consciente de los sonidos que te rodean. 
  • Elige un momento del día donde puedas sentarte y cerrar los ojos durante unos minutos sin ser molestado. Prioriza tu oído. Escucha. Distingue los sonidos que percibes a tu alrededor. Si te resulta difícil mantener los ojos cerrados utiliza un antifaz o un pañuelo para poder mantenerlos cerrados. ¿Cuál de ellos te resulta más agradable? ¿Y el menos agradable? ¿Has percibido algún sonido al que nunca antes habías prestado atención?
  • Ponte una canción que te guste mucho. Cierra los ojos e intenta sentirla de manera diferente, más profundamente, prestando atención a todo lo que te provoca. ¿Qué te llama más la atención? ¿La música? ¿La letra? ¿La voz del intérprete? ¿Qué has sentido?
  • Ahora enciende la radio y escoge una emisora de música al azar. Cierra los ojos y escucha durante unos minutos las canciones que suenan. ¿Qué emociones has sentido? ¿Has descubierto sensaciones nuevas? ¿Has apreciado detalles que hicieran que prestaras más atención?


FOCALIZANDO EL OÍDO EN ESTÍMULOS ERÓTICOS:

La respuesta sexual de las mujeres es más sensible ante los sonidos que la del hombre. En la mujer el sentido del oído puede influir más fácilmente en la excitación o bloquearla, por lo que será importante identificar qué estímulos auditivos favorecen su excitación para disfrutar del encuentro íntimo y no estropearlo por un sonido que para el hombre pase desapercibido. 

Hay personas que disfrutan con una música de fondo, escuchando palabras dulces y románticas al oído, o incluso más subidas de tono. Sin embargo, a otras les excita más escuchar la fricción de los cuerpos, los suspiros, la respiración acelerada. Recréate en lo que escuchas y descubre qué es lo que te pone más a nivel auditivo.

  • Busca una canción que te parezca sensual, erótica y escuchala detenidamente con los ojos cerrados. ¿Qué sensaciones han aflorado en ti? ¿Qué destacarías de los estímulos auditivos?
  • Escoge una escena erótica en la que no exista música de fondo, sólo los sonidos emitidos por los personajes o del contexto. ¿Qué te llama más la atención? ¿Te sugiere algo? ¿Ha aumentado tu nivel de excitación?
  • Es tu turno: Piensa en un encuentro sexual que haya sido especialmente estimulante para ti. ¿Qué elementos a nivel auditivo te excitaron más? ¿Había algún sonido especial, diferente que potenciara tu excitación?
Aprende a escuchar más detenidamente el entorno, a los demás y a ti mismo, descubre esos sonidos que te generan bienestar. Atrévete a priorizar el sentido del oído por unos días, despiértalo y siente emociones nuevas. Utiliza la gran diversidad de sonidos para buscar una mayor sensualidad a nivel sexual, estimula auditívamente para disfrutar de mayor placer.

¿Tienes tus oídos bien abiertos?



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un poquito de ti!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...