10 abril 2013

FOCALIZACIÓN DE LA ATENCIÓN: LA VISTA

A través de los ojos recibimos un gran porcentaje de  información, de hecho es el primer sentido que utilizamos para absorber lo que nos rodea. Por esta razón, es el más desarrollado  y empleado a la hora de centrar la atención. A la hora de entrenar tus sentidos, no pases por alto el sentido de la vista, porque aunque seas capaz de focalizar la atención más fácilmente con ella no quiere decir que no puedas potenciarla más y aprender a sacarle más partido.


Incluso, puede ser más sencillo para ti empezar a practicar con la vista para posteriormente ir entrenando los demás sentidos.

Una cosa es mirar y otra ver. Ver, implica darte cuenta de los detalles de aquello que estás mirando y observando, centrar la atención en lo que engloba el estímulo elegido. Por ejemplo, si estás mirando a alguien sonreír. Si solo miras, simplemente te darás cuenta de la sonrisa de esa persona, del cambio de la posición de sus labios. Si ves, te darás cuenta no solo del cambio de la posición de sus labios, sino de sus dientes, de su nariz, del brillo de sus ojos, de los gestos que la acompañan. Ver significa profundizar más, prestar más atención a los detalles, ir un poco mas allá de una simple ojeada.

Si quieres reeducar la vista para poder ser más consciente de los detalles de aquello que te provoca bienestar, sensaciones agradables y placenteras te propongo unos simples ejercicios. Aprendiendo a desarrollar el sentido de la vista mediante estímulos no eróticos podrás posteriormente hacer lo mismo ante estímulos eróticos, y así, ser más sensual en los momentos más íntimos.

FOCALIZANDO LA VISTA EN ESTÍMULOS NO ERÓTICOS:

El objetivo de estos ejercicios es centrar la atención con la vista, dejando al lado los demás sentidos y los pensamientos que puedan llevarte a la distracción. Para ello elimina, en la medida de lo posible, la estimulación a través de otros sentidos. Descubre, experimenta y déjate llevar por las sensaciones recibidas.

  • Elige una habitación tranquila y observa todo lo que te rodea durante 5 minutos, fíjate en cada objeto, su color, su forma, su posición. Intenta mantener al margen los ruidos ambientales. Pasados estos cinco minutos, cierra los ojos y repasa mentalmente la habitación recordando su composición unos minutos. Vuelve abrir los ojos y comprueba más detenidamente si hay algún detalle en el que no te habías fijado. ¿Qué es lo que más te gusta de la habitación? ¿Qué sensación te provoca? 
  • Coge una fotografía, un cuadro, un dibujo que te guste especialmente y obsérvalo detenidamente. ¿Qué elementos provocan ese agrado en ti? ¿Qué destacarías de esa imagen?
  • Una vez que has adquirido práctica en priorizar la vista, generalízalo a situaciones más complejas donde existan más elementos: siéntate en un parque descubriendo a través de lo que ves las sensaciones que te provocan mayor bienestar; cuando visites un lugar nuevo; cuando estés esperando en la calle; cuando vayas a comprar; ... Tendrás muchas oportunidades para ponerlo en práctica. 

FOCALIZANDO LA VISTA EN ESTÍMULOS ERÓTICOS:

Se trata de centrar la atención mediante la vista en estímulos con contenido erótico. Es trasladar el aprendizaje anterior a un terreno más íntimo. El objetivo es entrenar la capacidad para recibir placer a través de la vista.

En los hombres la mayor excitación sexual la obtienen a través de la vista, mientras que las mujeres necesitan otros estímulos extras para conseguir excitación. Aunque para los hombres sea más fácil focalizar la atención a través de la vista en el ámbito sexual, pueden potenciarlo atendiendo a más detalles que contribuyan a ampliar su campo de excitación.

  • Elige una imagen erótica (estática) e intenta descubrir los detalles que te provocan excitación. Quizás una parte del cuerpo en concreto, la ropa, algún elemento de la escena.
  • Ahora haz lo mismo pero con una imagen dinámica (vídeo, película, pero sin audio). En este caso existen más elementos que se pueden apreciar: gestos, movimientos,... La estimulación es mayor. ¿Hay algún elemento que provoque en ti especial interés? ¿Existe alguna sensación diferente al ejercicio anterior?
  • Toca el momento de pensar en ti a nivel más sensual. Reflexiona: ¿Qué te excita más en una persona cuando la ves? ¿Qué parte del cuerpo te llama más la atención? Cuando tienes un encuentro íntimo, ¿te recreas mirando algo concreto? ¿Tienes en cuenta el contexto en conjunto? 

Saca el máximo partido al sentido de la vista, mira, observa, ve, recréate en todo aquello que te produce placer y bienestar. Descubre lo positivo de abrir nuevos horizontes a través de la vista, pon en práctica tu mirada más sensual transmitiendo tu agrado por lo que estás viendo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un poquito de ti!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...