18 marzo 2014

GRATIFICACIONES DE PAREJA

Existen cantidad de formas de gratificar a tu pareja, no tiene porque ser mediante grandes sorpresas, regalos o todo un despliegue de medios que quede inmortalizado en la memoria. Muchas de estas gratificaciones son tan sutiles que ni siquiera se comentan, y tu pareja o tu mismo no sois conscientes de ello.



Las gratificaciones se pueden obtener muy a menudo, tan solo tenéis que tener vuestros cinco sentidos bien despiertos y ampliar vuestro campo mental. Respóndete a una serie de preguntas: ¿Qué hace, dice, siente mi pareja con lo cual me siento pleno? ¿Qué me hace sonreir? ¿Con qué me siento querido, respetado, tenido en cuenta? ¿Qué me hace vibrar? ¿Qué momentos me gustaría mantenerlos eternamente?

Muchas de estas gratificaciones se dan durante unos breves segundos. Pueden ser su forma de sentarse, cómo se abren las aletas de su nariz cuando va a comenzar a reírse, cómo te acaricia la cara sin una razón aparente, cuando te llama en un momento inesperado, escuchar su risa, ver cómo se esfuerza en algo, cómo huele al salir de la ducha, cuando comparte sus deseos, cómo acaricia a un animal, cuando juega con vuestros hijos, ... Generalmente, son conductas, gestos, formas de expresarse espontáneos o realizados con la intención de hacer sentir bien al otro. 

Un ejercicio interesante y constructivo es hacerle saber a la otra persona estos detalles, eso que hace sentirte bien y te encanta por parte de tu pareja. Os invito a apuntar todo aquello que os gratifique de vuestra pareja a lo largo de una semana. Estoy segura que os sorprenderéis, tanto de las gratificaciones dadas como de las obtenidas. Posteriormente, compartirlo, expresaros, comentarlo, de esta manera seréis más conscientes de lo que agrada a vuestra pareja y a vosotros mismos. Y lo que es más positivo, se potenciarán estas gratificaciones.

A todos nos gusta saber lo que agrada y gratifica a nuestra pareja, conocer detalles de los que no somos conscientes y son recibidos por la otra persona como gratificación es doblemente positivo. Por otra parte, en muchas ocasiones se hacen y dicen cosas con la intención de gratificar y no llega así a la pareja. Con este ejercicio, también podréis hacer ver a la otra persona esos detalles que sí lleváis a cabo conscientemente para gratificar y pueden pasar desapercibidos.

La gratificación es algo sencillo, sutil y fácilmente puede no ser tenido en cuenta. La comunicación sobre ello y trabajar en equipo para potenciarlo es muy satisfactorio y constructivo. Es importante no dar por supuesto, la relación de pareja necesita alimentarse cada día y es una tarea de dos.

¿De qué manera gratificas a tu pareja? ¿Cómo te sientes gratificado por tu pareja?



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un poquito de ti!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...